NUESTRO REPERTORIO

Presentamos el conjunto de canciones correspondientes al año 1985 (1ª de 3) que están ahora mismo en programación en nuestra sintonía

Fue en 1985 cuando, el 28 de enero, se grabó en Hollywood la canción “We are the world”, a cargo del grupo USA For Africa, un tema con objetivos benéficos. Esta iniciativa, en la que (entre otros muchos artistas del mundo de la música) participó gente como Michael Jackson, Lionel Richie, Tina Turner, Cyndi Lauper, Diana Ross y Stevie Wonder (por citar solo unos cuantos) llegaba un par de meses después de la titulada “Do the know it’s Christmas”. El título que recibió ésta actual fue el citado de “We are the world” (“Somos el mundo”). El objetivo, el mismo que la navideña, la recaudación de fondos destinados a luchar contra la terrible hambruna que asolaba Etiopía. Pocos meses después, en julio, el estadio de Wembley (en Londres) acogía un concierto (“Live aid”) igualmente con el fin de recaudar más fondos para seguir en la línea de colaboración con los países afectados por la sequía africana, contando con las actuaciones de U2 y Queen. Por su parte, el estadio JFK de Nueva York fue el recinto elegido para otro evento similar y con el mismo objetivo, en el que estuvieron presentes Madonna, Mick Jagger y Tina Turner. Ambos fueron el mismo día, 13 de julio. Además, reseñar que aquel mes debutaba Whitney Houston, quien llegaría a vender más de 20 millones de copias de su primer álbum, homónimo. Asimismo, 1985 fue el año de la formación de la banda de rock duro, Guns N’Roses. A-Ha publicaba su exitoso LP “Hunting high and low”; Aretha Franklin, recientemente fallecida, “30 Greatest Hits”, al tiempo que triunfaba con la edición de su tema “Freeway of love”; Billy Joel, “Greatest Hits, vol. 1 & 2”; Dire Straits, “Brothers in arms”; Duran Duran, “A view to a kill”; El Último de la Fila, “Cuando la pobreza entra por la puerta, el amor salta por la ventana”; los Hombres G, “Hombres G”; La Unión, “El maldito viento”; Prince, “Around the world in a day”; Rosendo, “Loco por incordiar”; Simple Minds, “Once upon a time”, y The Alan Parsons Project, “Stereotomy”, entre otros.

Los Dire Straits, como dejamos apuntado, publicaban uno de sus LP’s más celebrados, “Brothers in arms”, conéxitos fundamentales de su carrera como el que dio título al álbum, y también “Money for nothing”, “So far away” y “Walk of life”. Merecía la pena destacar este álbum de entre todo lo que vio la luz aquel año de mediados de la década de los ochenta por sus enormes calidad y éxito.


 

NUESTRO REPERTORIO

Entrega final del capítulo dedicado a la presentación de nuestros discos en programación, del año 1984 (y 4ª de 4)

1984 fue un año en el que tuvimos la ocasión de conocer a numerosos artistas y grupos de nuevo cuño, en un momento en que la creatividad estaba desbordada y el mercado absorbía casi de inmediato todo cuanto aparecía novedoso. Así, le dimos la bienvenida a Raf, quien llegó con su “Self control” bajo el brazo. También saludamos a Ric Fellini (“Welcome to Rimini”), y de los que ya hacía un tiempo que habíamos conocido, tuvimos nuevas noticias de Queen, que editaba uno de sus más icónicos temas, “I want to break free” con un vídeo que ha pasado a ser uno de los más vistos de toda la historia. Igualmente, los capitaneados por Freddie Mercury nos dejaron “Friends will be friends”. El ’84 fue igualmente el año del estreno de la plícula “Los cazafantasmas” (la primera de estas cintas, la buena, la de Bill Murray como protagonista), que llegaba con su banda sonora, destacando el tema de Ray Parker Jr “Ghostbusters”. Y no podemos dejar de mencionar en este sucinto repaso a Prince, quien estrenaba uno de sus mayores éxitos en su carrera, el “Purple rain”. Por otro lado, George Michael y Andrew Ridgeley, el dúo Wham, editó canciones como “Careless whishper” (una de las canciones fijas en aquellas sesiones de baile lento, las de la hora de buscar pareja para bailar juntitos), y “Everything she wants”, junto a “Freedom”. Tina Turner sonaba con un par de temas, “Private dancer” y “What’s love got to do with it”; Viola Wills nos traía una versión “dance” actualizada de su “Gonna get along without you now”; Spandau Ballet seguían en el candelero gracias a “I’ll fly for you” y “Only when you leave”, y el grupo Savage, capitaneado por el cantante y productor italiano Roberto Zanetti, volvía a la actualidad tras el “Don’t cry tonight” de 1983 con “Only you” y “Radio”, más “italo disco” para los oídos. Tino Casal, en lo más alto de su desgraciadamente corta carrera, salía con “Pánico en el edén” (fue sintonía de la Vuelta Ciclista a España de aquel año, número uno de los 40 Principales y tema estrella de su tercer álbum “Hielo rojo”), “Póker para un perdedor” y “African chic”. Al tiempo, los de Salón Dadá presentaban su “Ballet subacuático”; Vicio Latino estrenaba “Qué me pasa… qué me pasa” y “Sabes qué hora es” (para que no decayese el tecno hecho en España), y llegaban Vocoder, un grupo formado en Zaragoza inspirado en la movida madrileña, pero con un sonido tan particular que casi merecen un aparte para poder encasillarles correctamente en algún estilo musical concreto. Editaron “Radio” y, sobre todos sus demás títulos, destacó “What happens now”. Y si antes hablábamos de las sesiones de música lenta de las discotecas y salas de fiestas, no podemos concluir sin hacernos eco del “I just call to say I love you” de Stevie Wonder, canción incluida en la banda sonora de la película “La mujer de rojo”, interpretada por una exhuberante Kelly LeBrock y Gene Wilder. Una canción que, junto a la titulada “Don’t drive drunk” le hicieron volver a triunfar en aquel 1984 al cantante invidente norteamericano.


 

NUESTRO REPERTORIO

Continuación de la relación de canciones en programación, del año 1984 (3ª de 4)

Este año 1984 continuaba el éxito del grupo (dúo) canadiense Lime, que seguía exportando desde allí éxitos y canciones para bailar. En este ejercicio “atacaron” con “I don’t wanna lose you” y “Take me up”. También en las pistas nos movíamos al ritmo de Madonna, quien acaba de publicar “Like a virgin”, su 2º álbum de estudio, un auténtico bombazo musical. La canción homónima fue número uno en los Estados Unidos durante 6 semanas consecutivas, algo al alcance de muy pocos asrtistas en toda la historia. Además de esa canción, en ese año ’84 nos atiborramos de oír “Angel”, “Dress you up”, “Into the groove”, “Material girl” y “Over and over”. “Into the groove” sirvió para promocionar la película en la que fue protagonista la cantante, “Desesperately seeking Susan” (“Buscando a Susan desesperadamente”), que de igual manera se convirtió en un gran éxito en los cines. Otro éxito de cine contemporáneo suyo lo fue “Body rock”, cuya canción principal (del mismo título) corrió a cargo de la cantante también americana Maria Vidal. Y fue éste de igual manera el año del desembarco musical de los Modern Talking, cuyo estilo inundó las salas de fiestas y discotecas desde entonces, marcando un estilo propio inconfundible. Su debut tuvo lugar con la edición de sus canciones “You’re my heart, you’re my soul” y “You can win if you want”. De la misma forma, también bailábamos al ritmo del “Dr. Beat” de Miami Sound Machine, banda de pop latino liderado por Gloria Estefan y creada por su marido, Emilio Estefan Jr. Como productos patrios, las ediciones de Loquillo y Los Trogloditas, con sus grandes temas “Quiero un camión” y “El ritmo del garaje”; Los Rebeldes (“Esto es Rock ‘n’ roll”); Mecano (“Busco algo barato”); Los Elegantes (“La calle del ritmo”), y Miguel Bosé (“Sevilla”). Cabe mencionar que Mike Oldfield publicó este año “To France”; Luis Eduardo Aute, “Una de dos”, y que durante el verano nos divertimos moviéndonos bajo “El parasol” de Los Joao. Por supuesto que disfrutábamos también con Olé Olé, que iban a toda pastilla (“Voy a mil”) y bregaban con su “Conspiración”, todavía con Vicky Larraz como vocalista del grupo, que firmaba con el álbum en el que se contenía el primero de esos temas (“Voy a mil”) un nuevo súper éxito comercial, éxito que siguió al del LP “Olé Olé”, en el que se encontraba la segunda. Aparecieron antonces Los Pistones, que nos presentaron “El pistolero”, y Radio Futura abría su “Escuela de calor”. Del panorama internacional, Nena (una banda de pop-rock alemana) animaba los bailes con su “99 red balloons” (“99 globos rojos”); P. Lion se presentaba como llenapistas con sus “Happy children” y “Dreams”, y Paul Sharada sumaba con “Dancing all the night” y “Florida”.


 

NUESTRO REPERTORIO

Continuación del repaso a los discos en programación del año 1984 (2ª de 4)

Tras su éxito inicial con “Relax”, Frankie Goes to Hollywood volvía a triunfar en nuestro país con un par de nuevas canciones, “Two tribes” y “Welcome to the pleasure dome”, continuando con su reconocible y particular estilo. Las chicas de Fun Fun sumaban decibelios en las discotecas al ritmo de “Colour my love” y “Happy station”. También triunfaban en las pistas Ken Laszlo (con su “Hey hey guy”), Kim Fields (con “He loves me, he loves me not”), Laura Branigan (con su versión del “Self control”), Kool & The Gang, fieles a su estilo (con “Fresh” y “Joanna”), y Kenny Loggins con el tema de la película “Footlose”. Con acento español, fue el año de “La colegiala”, de Gary Low y, en lo que a pop se refiere, llegaron los Glutamato Ye Yé, que se oponían por principio a ciertes tendencias pop de la movida madrileña, y llegaron con temas como “Canta con nosotros” y “Todos los negritos tienen hambre y frío”. La Mode, en lo más alto, sonaban con “Lejos del paraíso” y La unión, con su “Hombre lobo en París” y “Sildavia”. Por su parte, Gabinete Caligari llegaban asimismo para triunfar y terminar consolidándose como uno de los más importantes y prolijos grupos de la historia del pop español, con temas en este año como el maravilloso “Cuatro rosas” y “Qué Dios reparta suerte”. Y, entre las canciones del año que han logrado trascender a su época, la canción principal de la banda sonora original de la película de ficción “La historia interminable”, el tema del mismo título (en inglés) “The never ending story”, interpretado por Limahl.


 

NUESTRO REPERTORIO

Relación de canciones incorporadas a nuestra programación fechadas en el año 1984 (1ª de 4)

1984 fue el año de la solidaridad convertida en música. El 29 de noviembre de ese año se consiguió la unión de un numeroso grupo de artistas y grupos de pop, a iniciativas de Bob Geldof (miembro de The Boomtowm Rats) y de Midge Ure (Ultravox y Visage). El objetivo era la recaudación de dinero para colaborar en el alivio de la hambruna que padecía Etiopía, para lo que se grabó la canción titulada “Do they know it’s Christmas”, single que se convirtió en un auténtico éxito que llegó al número uno de las listas musicales durante aquellas Navidades. También fue el año de nacimiento del DJ, productor, compositor y especialista en música electrónica, Calvin Harris, de fama y reconocimiento actuales. Fue igualmente el año en que vino al mundo la cantante canadiensa Avril Lavigne, y el de la estadounidense Katy Perry. Por más reseñas, fue el año de las publicaciones del álbum de Alaska y Dinarama “Deseo carnal”; del “Born in the USA”, de Bruce Springsteen; del “Alchemy”, de Dire Straits; del “Like a virgin”, de Madonna; del “Purple rain”, de Prince; del “Ghostbusters”, de Ray Parker JR (banda sonora de la película “Los cazafantasmas”), y del “Private dancer”, de Tina Turner. En forma de sencillo, vieron la luz “A quién le importa”, “Cómo pudiste hacerme esto a mi”, “Ni tú ni nadie” y “Un hombre de verdad”, temas estos que triunfaron espectacularmente en nuestro país, integrantes del álbum de Alaska y Dinarama “Deseo carnal”, que citamos antes. Además, procedente del tercer puesto alcanzado en el Festival de Eurovisión, el grupo Bravo se coló en medio de lo que sonaba a nivel nacional con el tema que llevaron a ese concurso, “Lady lady”. Esto mientras grupos extranjeros como Alphaville triunfaban asimismo con títulos como “Big in Japan”, “Forever young” y ¨”Sounds like a melody”; Bronsky Beat, con “Small town” y “Why”, y Bruce Springsteen volvía a ejerder de “jefe” y a posicionar en lo más alto de los listados de la popularidad varios temas suyos, tales como “Born in the USA”, “Dancing in the dark”, “Glory days” y “My home town”. Aquel 1984, el sonido “italo disco” estaba en pleno apogeo. Fancy, enmarcado en el mismo, llegaba con dos de sus éxitos más importantes, “Chinese eyes” y “Slice me nice”. The Culture Club editaba asimismo un par de sus también mayores aciertos, “The war song” y “Victims”. Evelyn Thomas nos movía con su “Alta energía “(“High energy”), y los Eurythmics publicaban “Sex crime (1984)” y “Here comes the rain again”. Divine estaba en la cúspide de su popularidad y mandaba en las pistas con “You think you’re a man”, mientras Fiordaliso y Daniela Romo nos traían dos versiones diferentes del mismo tema, “Yo no te pido la luna”. Y fue el año en que aprendimos a bailar música con raíces exóticas hundidas en sonidos de Oriente Medio, África y la India, de la mano de una banda de rock alemana llamada Dissidenten; su tema “Fata morgana” rompió moldes.


 

NUESTRO REPERTORIO

Listado de las canciones en programación, del año 1983 (2ª de 3)

No consiguió ganar el Gran Premio de la Canción Iberoamericana (OTI), en su edición de 1983 celebrada en el DAR Constitution Hall de Washington, ya que el cantante madrileño Gonzalo hubo de conformarse con el 7º puesto, pero sí se ganó al público de nuestro país con el tema que allí interpretó, el “Quién piensa en ti”, que sí llegaría a ser número uno de la lista de los 40 Principales durante dos semanas consecutivas a caballo entre los meses de noviembre y diciembre de aquel año. Y, por destacar otro tema importante de producción española, en ese ejercicio, el “Cadillac solitario” de Loquillo y Los Trogloditas. Fue este ’83 el año de la película musical “Flashdance”, en la que se incluía en su banda sonora el tema principal que fue interpretado por Irene Cara. “What a feeling”. El proyecto musical conocido como Kano, compuesto por tres músicos italianos, nos trajo cuatro temas enmarcables en el movimiento “italo disco”, que ya comenzaba a calar con fuerza en españa; los temas eran “Another life”, “I need you”, “Ikeya Seki” y “Queen of witches”. Al tiempo, más música de baile con la firma de los canadienses Lime: “Angel eyes” y “Guilty”. Por su parte, el tecno pop naciente en nuestro país saludó con un gran reconocimiento popular una pegadiza canción de un nuevo grupo con vocalista femenina, Vicky Larraz; Olé Olé se estrenaba con “No controles”, un superventas instantáneo en el mercado. Paolo Salvatore abordaba las playas durante el verano tomavistas en ristre y, precisamente a la playa, es donde nos invitaban a que fuésemos los Rigueira (“Vamos a la playa”). Del exterior, fue el año en que nos llegó el sin duda mejor sencillo de la carrera de Mike Oldfield, su “Moonlight shadow”, y Robin Gibb, uno de los tres hermanos de los Bee Gees en solitario, triunfaba con “Juliet”.


 

NUESTRO REPERTORIO

Primera entrega dedicada a los discos en programación, del año 1983 (1ª de 3)

1983 fue el año de creación de la banda estadounidense de rock Bon Jovi, cuyo primer álbum vería la luz al año siguiente. Asimismo, fue el año de la fundación de la banda también norteamericana de rock alternativo Red Hot Chili Pepers, y de la española de pop Peor Imposible, de quienes “Susurrando” fue la cación que les lanzó a la fama durante el verano del ’84. su actividad se prolongó hasta 1989. Como ediciones destacadas en 1983, Alaska y Dinarama grababa “Canciones profanas”; Bryan Adams, “Cuts like a knife”; Culture Club, “Karma chameleon”; David Bowie, “Let’s dance; Duran Duran, “Seven and the ragged tiger”; Eurythmics, “Sweet dreams are made for this”; Madonna, “Madonna”; Mecano, “Dónde está el país de las hadas”; Mike Oldfield, “Crises”; Siniestro Total, “Siniestro Total II: El regreso”; The Police, “Synchronicity”; The Rolling Stones, “Undercover”, y U2, “War”, en lo que a LP’s se refiere.

En forma de sencillos, Alaska y Dianrama se llevaba la palma del éxito en el verano del ’83 con “Perlas ensangrentadas”. Sin dejar aún lo producido por artistas españoles, Azul y Negro sacaban “Con los dedos de una mano” y Bandolero se hacía un hueco en el panorama musical con su “París latino”. Bonnie Tyler lanzaba tres buenos temas, “Have you ever seen the rain”, “Take me back” y “Total eclipse of the heart”; Cyndi Lauper llegaba con “Girls just want to have fun” y David Bowie triunfó con un par  de temas, “Let’s dance ” y “Modern love”.

Por otra parte, el éxito de los Depeche Mode seguía aumentando al llegar 1983. “Everything counts” y “Get the balance right” vinieron a unirse a su relación de hits particular. Digital Emotion presentó un par de temas “disco” total, para bailar, “Get up, action” y “Go go yellow screen”. Divine también ascendía puestos en las listas de popularidad, igualmente con música para las pistas, “Love reaction”, “Shake it up” y “Shoot your shot” fueron sus estrenos este año. El Aviador Dro y sus Obreros Especializados venía, como contrapunto a ese tipo de música, con su sonido eletrónico y su concepto del pop, brindándonos los sencillos titulados “Amor industrial” y “Bailar la guerra”. Volviendo al exterior, desde el Reino Unido nos llegó “Relax”, un sencillo de Frankie Goes To Hollywood, una canción muy controvertida por su contenido polémico, que fue un número uno indiscutible en su país de origen. La canción estuvo censurada por la BBC y algunas otras emisoras de radio. Y, mientras, Eurythmics llegaban también a las estanterías de las tiendas discográficas con “Right by your side” y “Sweet dreams”, y Gazebo, un músico italiano nacido en Beirut (Líbano) lanzaba, uno tras otro, hasta completar un póker de éxitos en nuestro mercado, con “I like Chopin”, “Love in your eyes”, “Lunatic” y “Masterpiece”.


 

 

NUESTRO REPERTORIO

Final de la relación de canciones de 1982 (y 3ª de 3) en programación

1982, año particularmente bueno para Radio Futura. El grupo español despuntaba con “La estatua del jardín botánico”, una gran canción de Santiago Auserón, Luis Auserón y Enrique Sierra que encandiló a la juventud hispana, sin duda una canción para la historia del pop que se hacía aquí. Esto ocurría al tiempo que la banda de Bryan Ferry, Roxy Music, sacaba a la venta uno de esos temas que dan ganas de calificar como de música elegante, música de etiqueta, el “More than this”, que junto a “Avalon” (título también del álbum en que se incluyeron ambas canciones) fueron motivo de deleite de los melómanos de la época. Y otro gran tema, uno de esos que enganchan desde el primer instante, el “Africa” de los australianos Toto. Para las pistas, debut de The Flirts, un grupo artificial, de laboratorio, integrado siempre por tres chicas, pero por el que desfilaron decenas de figuras femeninas; el invento fue del prolijo productor y músico norteamericano Bobby Orlando (Bobby “O”), el mismo que lanzó a la fama a Divine y que igualmente triunfó con producciones e interpretaciones propias. The Flirts se dieron a conocer con “Calling all boys” y “Passion”. Y, de otra mano, bienvenida triunfal de nuevo asimismo para los Simple Minds, que ponían en el mercado su “Love songs”, una canción muy recordada por los oyentes de uno de los programas deportivos de la noche española, ya que el periodista José maría García la empleó durante años como sintonía de la carátula sonora de su programa. También resulta destacable la producción del ex-beatle Paul McCartney, que durante este 1982 sacó a la venta su “Take it away”, e igualmente triunfó junto a Stevie Wonder, con “Ebony and ivory”, y al lado de Michael Jackson con “Say say say”. Y no podíamos cerrar este rápido resumen del año sin hacer mención a Nikka Costa, entonces una niña de 10 añitos de edad que triunfó con la canción “On my own”. Su nombre verdadero es el de Doménica Costa, es hija de un famoso director de orquesta (Don Costa) y, con el apoyo de sus padres, debutó en 1981 con un álbum titulado con su nombre artístico. A pesar de que entonces era poco conocida en los Estados Unidos, su país de origen (a pesar de que nació en Japón durante un viaje de sus padres, tiene la nacionalidad norteamericana), sí fue muy famosa en otros continentes y países, llegando a obtener el disco de platino precisamente por “On my own”. Hoy en día, ya madre de familia, sigue en activo el mundo musical.


 

 

NUESTRO REPERTORIO

Nueva entrega, dedicada a continuar con la presentación de nuestros discos en programación en la actualidad, del año 1982 (2ª de 3)

Además de mundialista (tuvo lugar en nuestro país aquel año el mundial de fútbol de “Naranjito”, ganado por Italia), 1982 fue un buen año en números para los Fleetwood Mac, que con canciones como “Big love”, “Everywhere” y “Seven wonders” vendían discos sin parar. Falco publicaba “Der kommisar”, y Elton John, “Blue eyes”. Fue éste asimismo el año del funky. Los Imagination triunfaron en nuestro país con un par de títulos, “Just an illusion” y “Music and lights”, aunque también sacaron algunos sencillos más en nuestro mercado, pero ya sin el éxito conseguido por estos que hemos reseñado. Lime, en realidad una pareja de chico y chica canadienses, nos dejaron el súper veraniego, súper bailado, súper vendido, súper oído, súper reconocible, súper… (añádase lo que se estime oportuno a esta relación de “súper”) “Babe, we’re gonna love tonight”, al que siguió una buena cadena de posteriores otros “súper” de la misma formación, como “Come and get your love”. Al tiempo, como productos autóctonos destacados, hay que señalar a Juan Pardo, al que le fue muy bien el ejercicio contable de ese ’82 gracias a “Bravo por la música”, “Hasta mañana” y “Hay que ver”; surgieron La Mode, referencia en la movida madrileña, que abrieron brecha con los sencillos “Aquella canción de Roxy”, “El eterno femenino”, “Cita en Hawaii” y “Mi dulce geisha”. Mecano estaba en plena efervescencia, con títulos en este 1982 como “Boda en Londres” (un tema instrumental que triunfó sobremanera en las pistas de baile casi sorpresivamente), “Maquillaje”, “Me colé en una fiesta”, “Perdido en mi habitación” y “Quiero vivir en la ciudad”. Los madrileños se habían dado a conocer el año anterior, pero su primer álbum salió a la venta este año ’82, “Mecano”, que vio la luz a fecha del 5 de abril tras que se disipasen las dudas sobre la rentabilidad del grupo que atenazaban a los directivos de la discográfica CBS.

Pero, sin ninguna posible discusión, de 1982 un álbum por encima de todos los demás publicados en el mundo entero. Hablamos del “Thriller”, de Michael Jackson, un LP de records, ya que logró ser el más aplaudido de la historia, ha vendido más de cien millones de copias, ganó 8 premios Grammy y su vídeo se añádió al Registro Nacional de Cine de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos.

Pero hay más todavía destacado de ese año, el “Five miles out” de Mike Oldfield, por ejemplo; el “Mamma Maria” que tanto bailamos, de los Ricchi e Poveri, o el “Bienvenidos” de Miguel Ríos. Otro Miguel, Bosé, también triunfaba de nuevo con canciones como “Bravo muchachos” aquellas Navidades, así como la cara B de este disco, “Son amigos”, que igualmente gustó mucho al público.


 

NUESTRO REPERTORIO

Primera de las tres entregas que dedicamos a presentar nuestros temas en programación, del año 1982 (1ª de 3)

El de 1982 fue el año de nacimiento de la cantante española Malú, y del también español David Bustamante. También fue el de la creación del grupo The Smiths, el de la publicación del álbum recopìlatorio de éxitos del grupo sueco Abba “The singles: The first ten years”; del “Eye in the sky”, de Alan Parsons Project; de “Love over gold”, de Dire Straits; del álbum “Thriller” de Michael Jackson; del LP “Mecano”, del grupo madrileño del mismo nombre; de “Rock & Ríos”, de Miguel Ríos; del “Avalon”, de Roxy Music, y del “¿Cuándo se come aquí?”, de Siniestro Total, por citar algunos de los estrenos del año. De igual manera, fue el año de la publicación de los sencillos “Me estoy volviendo loco” y “The night”, del grupo español Azul y Negro; de la versión a cargo de los Boys Town Gang del tema “Can’t take my eyes off you”, que fue adoptado como una especie de himno por parte de los colectivos gays de todo el mundo; del “No sucederá más”, de Claudia Mori, que tanto se escuchó en las salas de fiestas y emisoras de radio en nuestro país, y del “Do you really want to hurt me”, de Culture Club, tema con el que sucedió tres cuartos de lo mismo, que sonó, y sonó, y sonó…

Además, cabe apuntar que los Depeche Mode continuaban sumando éxitos a cada publicación de un nuevo sencillo. “Leave in silence”, “See you” y “The meaning of love” lo fueron durante este ejercicio. Dire Straits publicaron también dos nuevas joyas, “Industrial disease” y “Twisting by the pool”. Llegaba a nuestro país el fenómeno Divine, un artista transgénero cuyo verdadero nombre era el de Harris Glenn Milstead quien, bajo la dirección artística y de producción de Bobby Orlando, triunfó como fenómeno de masas empezando con “Native love” y “Step by step”. Por otra parte, conocíamos a F.R. David, que con su “Words” “reventó” las listas de éxitos en españa y otro buen puñado de países.