NUESTRO REPERTORIO

Nueva entrega de la relación de temas actualmente en programación de nuestra sintonía, correspondientes al año 1987 (2ª de 3)

La verdad es que en 1987 nos poníamos muy toreros en la pista, porque a cada poco teníamos a los Invidia cantándonos su “Plaza de toros”, uno de los discos más bailados aquel año, tanto como el “Forever lovers” de los Italian Boys, una canción que a quienes les gustó el “Happy children” y/o el “Dream” de P. Lion (de 1983) podrían pensar que se trataba de algo nuevo de este cantante italiano (Pietro Paolo Pelandi), pero no era así en la realidad, aunque la similitud del sonido de este “Forever lovers” con aquellos éxitos de P. Lion justificase sobradamente esa sensación. Y, bueno, aprendimos a contar hasta 8 en la lengua de Shakespeare gracias a Ken Laszlo y su “1, 2, 3, 4, 5, 6, 7 ,8”. Los británicos Level 42 estrenaron el par de temas compuesto por “Lessons in love” y “Running in the family”. Los Living in a Box, de la misma nacionalidad, andaban algo peocupados parece con el tema de la vivienda (es broma), y se empeñaron en hacer también una canción que se titulaba igual que su nombre, que en castellano viene a ser, en efecto, “Viviendo en una caja”. Los London Boys le aportaron a la dance music su “Harlem desire” y, en medio de aquel fragor por el italo disco, descubrimos que algo empezaba a moverse cuando conocimos a los ingleses M/A/R/R/S, cuyo nombre se viene a corresponder con las inciales de sus miembros. “Pump up the volume” fue un tema novedoso que nos abría las puertas al “house”, que sería el siguiente movimiento musical en llegarnos. La canción se convirtió en número uno en las listas británicas y fue el único lanzamiento de este grupo. Añadiendo estrenos de 1987, Madonna aportó “La isla bonita” y “Whos that girl”; las Mel & Kim llegaron con “FLM” y “Respectable”; Michael Jackson publicó “Another part of me”, “Bad”, “Man in the mirror” y “The way you make me feel_”, mientras que Mike Oldfield sacaba “Flying start”, “Islands”, “Magic touch”, “North point” y “The time has come”. Y este ’87 puede calificarse como el mejor año en la carrera de los Pet Shop Boys. Los británicos editaron “It’s a sin”, “Rent”, “What have I done to deserve this” (al lado de Dusty Springfield, quien cantó el tema) y, sobre todas las demás canciones de su repertorio, “Always on my mind”, su versión del clásico de Elvis Presley. Hicieron esta canción para tocarla en la televisión con ocasión de los 10 años de la muerte del rey del rock, pero su éxito fue tan fulminante y arrollador que la pusieron en circulación pública y con ella se convirtieron en lídertes de las listas de éxitos y de ventas durante varios meses en media Europa, y también en España, además de liderar el mercado. Fue el mayor éxito en su carrera.

Y este año ’87 en nuestro país nos traía lo último de la Orquesta Mondragón (“Corazón de neón”), de Paolo Salvatore (“Yo tengo una mujer tremenda”), de Olé Olé (“Sola”), de Los Inhumanos (“Me duele la cara de ser tan guapo”), de Los Burros (“Rosa de los vientos”) y de La Dama se Esconde (“La tierra de los sueños”), así como también de Joaquín Sabina (“Pacto de caballeros”). Y mención necesaria al grupo de “laboratorio” La Década Prodigiosa, que vendió como churros en pleno invierno “América Latina” y “Una fiesta especial”.


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s